Monodosis

Lubricantes sexuales en monodosis, anales, vaginales, de sabores, siempre a mano

Si hay algo que es importante cuando vamos a disfrutar de una relación sexual, es la lubricación. Para la mujer resulta indispensable tener su vagina bien lubricada en el momento de la penetración, de lo contrario, lo que prometía ser una experiencia placentera, se puede convertir en una dolorosa práctica, y no precisamente del dolor que se asocia al placer. Existen muchos tipos de lubricantes eroticos para satisfacer las diferentes preferencias, necesidades y fantasías. El hecho de que vengan presentados en monodosis, te permite llevarlos contigo de forma mucho más práctica y resultan mucho más higiénicos, a la vez de que están siempre frescos por la facilidad de no estar constantemente manipulados. Ponlos en tu bolso para una cita furtiva o tenlos en la mesita de noche para un encuentro con tu pareja, lo importante es que se encuentren siempre a mano y a tu entera disposición para una opción tan prometedora como efectivamente placentera.

por página
Mostrando 1 - 12 de 15 items
Mostrando 1 - 12 de 15 items

También ocurre que en ciertas etapas de su vida, como ser la menopausia y el embarazo, la mujer presenta sequedad vaginal, lo cual le genera molestias a la hora de un encuentro íntimo. Ya puedes olvidarte de esos indeseables inconvenientes a la hora de hacer el amor, usando los lubricantes vaginales, los cuales han sido especialmente creados para generar una penetración suave y muy, muy placentera. Déjate llevar por una sensación exquisitamente húmeda y aceitosa en tu interior, mientras disfrutas del pene rozándote frenética o lentamente... o ambas combinadas, experimentando un único, inigualable y desbordante placer. Para el hombre también resulta muy beneficioso utilizarlos, ya que un rápido y fácil deslizamiento evita los inconvenientes de una penetración dificultosa y, como la libido aumenta al ver y percibir el goce de nuestra pareja, también experimentarás esa sensación al vivir el disfrute de tu compañera mientras es dulcemente penetrada con las bondades del lubricante.

Cuando decides ir un paso más adelante y mantener una relación sexual anal, ten en cuenta que el ano no lubrica de forma natural y  contar con lubricantes anales para ayudar a esta penetración, puede dificultar las cosas. Estos preparados han sido concebidos para que el pene logre penetrar y jugar de todas las formas posibles dentro del ano, siendo el responsable de causar sólo placer.

Por supuesto que tanto los lubricantes anal como los vaginales no tienen que ser necesariamente para utilizados en las relaciones de pareja. El uso de juguetes sexuales tales como consoladores, dildos, plugs o vibradores hace de su uso una experiencia mucho más intensa y erótica. De modo que sola, solo o en compañía, el lubricante es el compañero ideal para experimentar la sensación de estimulación del punto “G” y del clítoris como debe ser: con total fluidez y libertad.

Usando estos productos lograrás lo que toda persona quiere al hacer el amor: mejorar e intensificar las sensaciones de placer. Dentro de sus ventajas, y también es por ello que las parejas los prefieren cada vez más, es que al facilitar el movimiento y la fricción del pene, evitan la posible rotura del preservativo o que el mismo quede dentro de la vagina o el ano.

Con el propósito de ir mucho más allá de un mero efecto de deslizamiento, está el lubricante efecto calor, el cual aumenta la temperatura de los genitales tanto del hombre como de la mujer, y convierte al acto sexual es una explosión de sensaciones. Este producto es ideal para utilizar en los juegos previos, que es cuando la mujer necesita ser estimulada de forma efectiva, ya que de ello dependerá todo el placer posterior y la posibilidad de llegar al orgasmo de forma natural y enloquecedora. Prueba dejar a tu vagina a la merced de los dedos juguetones de tu pareja, embadurnados en una sustancia que hará aumentar la temperatura de tus zonas erógenas... goza mientras tu clítoris es masajeado por esas manos tibias y siente cómo tu temperatura aumenta desde tu sexo al resto de tu cuerpo... cuando llegues al orgasmo, ya no te desprenderás más de estas sustancias eróticas.

Siguiendo en las opciones más candentes, encontramos al lubricante de sabores, que ya puedes imaginarte la práctica sexual para la que se usa... prepara tu boca... y recibe al tibio, mojado y sabroso sexo de tu pareja. Juega con tu lengua, tus dientes y tu paladar y arráncale los gritos de placer que hasta ahora no conocía... mientras tú gozas el doble: con su placer y con los tentadores gustos que aporta este también gel lubricante, para facilitar su aplicación y permanencia, tiene para hacerte saborear a tu pareja por entero.

Déjate llevar por unas caricias que se deslizan de manera uniforme y excitantemente resbalosa, siente la fricción dentro de ti desplazándose lenta o violentamente, pero siempre acompañada de una sensación deliciosamente húmeda, caliente, gustosa. Permite al calor penetrar en tu cuerpo y haz que tu cuerpo resbale mientras él está dentro, mientras ella gime arqueándose como una gata en celo revolcándose contra ti. Todo fluye como debe fluir y sólo hay una voluptuosa sensación de placer sexual llevado al máximo voltaje imaginable. Goza al máximo, física y mentalmente mientras tu pene es saboreado por una niña desobediente que se come todo el chocolate que en casa le prohibieron o esa cocinerita hace de las suyas mientras lame libidinosamente las fresas que robó de la cocina de su avaro patrón... los lubricantes forman un imaginario de fantasías para que des rienda suelta a tu imaginación y recrees las más fogosas situaciones que pueden derivar en otros juegos sexuales, tales como los disfraces, los fetiches, los juegos de roles y decenas de posibilidades que encontrarás en la tienda online erótica. Recuerda... acabar es el límite y todo vale en el camino. Permite que te lleven de la mano por caminos inexplorados y anímate a poner sobre la mesa (y sobre la cama, el sillón y el suelo, también) tu morbosa imaginación.

Si te estás iniciando en el tema de juguetes sexuales y elementos eróticos y aún no te animas a dar el gran paso, te recomendamos que pruebes con un lubricante natural, como ser por ejemplo cualquiera de los de base de agua. Ya verás cuán placentera te resulta tu próxima relación sexual usándolos... imagina ahora multiplicar esa sensación por mil con los productos que te hemos mencionado. ¿A qué estás esperando?