Huevos y Balas

Balas vibradoras y huevos vibradores, pequeños juguetes eróticos para un gigantesco placer.

Al pensar en juguetes sexuales, muchas y muchos se limitan a quedarse con los típicos consoladores o vibradores en forma de falo. Y aunque estos pueden cumplir bastante bien con su propósito, no son lo único que existe en cuanto a juguetes, y puede que te sorprenda descubrir el enorme placer que te pueden proporcionar otro tipo de juguetes eróticos.

Existe pues una categoría muy completa de este tipo de juguetes que entiende que, en los caminos del placer, el tamaño no siempre es lo más importante, estos modelos pertenecen a la categoría de las balas vibradoras y los huevos vibradores.

Elegir balas y huevos vibradores...

por página
Mostrando 1 - 12 de 74 items
Mostrando 1 - 12 de 74 items

Su apuesta es más por la versatilidad y la discreción a la hora de brindarte sesiones de placer. Gracias a sus reducidas dimensiones, las balas vibradoras y huevos vibradores pueden acompañarte a cualquier lugar que se te ocurra. De hecho, te permiten incluso probar la excitante y morbosa experiencia de masturbarte en un lugar público, en casi cualquier ocasión.

Pero antes de elegir y probar el juguete erótico ideal para ti, debes conocer las diferencias fundamentales entre las balas vibradoras y los huevos vibradores.

Balas vibradoras.

Las balas vibradoras posiblemente sean los juguetes sexuales más pequeños y discretos que existen. Poseen una forma alargada, cuyo tamaño no suele ser superior a los 8 cm. En su interior poseen pequeños motores vibradores, que aunque poderosos, son totalmente discretos, y no generan ruidos molestos que te puedan delatar.

Para aumentar aún más el nivel de discreción de estos juguetes, muchas balas vibradoras se disfrazan de objetos de uso diario, como pintalabios o brochas de maquillaje. Así, podrás llevarlas en todo momento en tu bolso, sin que nadie se imagine jamás el erótico secreto que llevas contigo.

Las balas vibradoras también permiten algunas de las más excitantes experiencias en pareja. La mayoría de estas se controlan a través de un mando a distancia, con el que se pueden encender, apagar, o variar de velocidad. Y no hay nada tan placentero como dejar este mando en manos de tu pareja, y dejar que sea él o allá quien decida en qué momento obtienes placer y en qué momento no, al tiempo que también puede ir variando la intensidad de las vibraciones. Te garantizamos una de las experiencias más placenteras que hayas probado, y que aumentará los lazos de confianza y complicidad con tu pareja.

Los huevos vibradores.

Los huevos vibradores están emparentados con uno de los juguetes sexuales más populares en el mundo entero, las conocidas bolas chinas. Su uso es bastante similar ya que también se introducen por completo en la vagina o en el ano, y una vez dentro, producen una estimulación directo en tu interior, que no se compara a ninguna otra experiencia que puedas probar.

La principal diferencia es que, mientras las bolas chinas requieren del movimiento del cuerpo para lograr la estimulación interna, el huevo vibrador cuenta con su propio motor, que te permitirá disfrutar de él en cualquier situación, posición, y sin mayores complicaciones.

Mientras que las balas vibradoras son alargadas y finas, los huevos vibradores poseen una suave forma redondeada muy similar a un huevo, que se ajusta fácilmente a la mano y que te permitirá probar una amplia gama de sensaciones diferentes. Puedes usarlo para estimular directamente el clítoris, los pezones, o cualquier otra zona que se te ocurra, no importa si estás sola o si deseas disfrutar de la experiencia junto a tu pareja.

Además de esto, y al igual que las bolas chinas, los huevos vibradores, introducidos por completo en la vagina, te permitirán ejercitar los importantes músculos del suelo pélvico. Esto, por una parte, te permitirá disfrutar de relaciones sexuales mucho más placenteras, y por otra, te proporcionará grandes beneficios de salud tanto a medio como a largo plazo.