Huevo Vibrador con Mando

Huevos Vibradores con Mando, juguetes eróticos  que llevan el morbo y el atrevimiento al extremo.

Perfecto disfrutar de una placer exquisito ya sea tú sol@ o con tu pareja ¡Envío 100% Discreto! En sus inicios, los huevos vibradores estaban basados en las bolas chinas, un popular accesorio que permitía a las mujeres entrenar los músculos de la base de la pelvis, y prevenir o tratar diversos problemas de salud, así como ayudar a tener una vida sexual más sana y plena. Pero sus vibraciones, más intensas que las de las bolas chinas, hicieron que muchas mujeres hallaran más importante su capacidad de otorgar placer que sus cualidades medicinales. Y entonces los huevos vibradores volvieron a evolucionar, y se convirtieron en un juguete capaz de brindarte momentos de erotismo y atrevimiento que nunca antes habían sido posibles. De esta sencilla manera nacieron los huevos vibradores con mando.

¿Quieres tener un huevo vibrador con mando? Aquí tienes varios modelos....

por página
Mostrando 1 - 12 de 22 items
Mostrando 1 - 12 de 22 items

Durante las últimas décadas, la evolución de la industria de los juguetes eróticos no ha parado por un solo momento, todo lo contrario, ha tenido una gran evolución. Cada vez el mercado abarca más opciones: vibradores, consoladores, estimuladores, masturbadores, y muchos otros juguetes, tanto para hombres como para mujeres, y muchas veces, esta evolución ha tomado caminos verdaderamente insospechados.

Controla tu placer a distancia con un huevo vibrador.

Lo que distingue a los juguetes eróticos de esta categoría, de los huevos vibradores más básicos es que estos incluyen un mando a distancia. Con él, puedes activar y desactivar las vibraciones del huevo vibrador a tu entera voluntad.

Dejando esto de lado, comparte las características típicas de los huevos vibradores, tales como un tamaño reducido y en forma de huevo, cordón de extracción, para poder insertarlo por completo en la vagina con total seguridad, superficies suaves y materiales muy seguros e higiénicos.

Los huevos vibradores además, están pensados para ser sumamente discretos, y la versión con mando se expande  hacia el control remoto, que fácilmente puede ser llevado en tu llavero sin despertar la más mínima sospecha sobre tu sensual secreto.

No falta variedad en nuestra categoría de huevos vibradores con mando. Varían en tamaño y en forma, existiendo incluso algunos que poseen una pequeña punta curvada, pensada para estimular directamente el sensible Punto G.

Además, conseguirás huevos vibradores de las marcas más importantes del mercado sexual, cada uno con sus particularidades y características únicas.

Un juguete erótico diseñado para el juego en pareja.

Aunque los huevos vibradores con mando pueden usarse sin problemas en la más absoluta intimidad, su verdadero potencial erótico sale a reducir cuando se usa para los más atrevidos juegos de pareja. Gracias a su reducido tamaño, el huevo vibrador puede ser insertado en la vagina y permanecer allí durante un tiempo muy prolongado. Así, podrás salir a la calle con el huevo vibrador dentro de ti, y allí es cuando se pone todo interesante.

Una vez en la calle (o en la oficina, un avión, un bar de copas, la discoteca, o cualquier lugar que se te ocurra), con el huevo vibrador dentro de ti, deja el mando a distancia en manos de tu amado. Y entonces será él quien decida cuando comienzan y cuando paran las vibraciones. Te podemos asegurar que irás alternando peticiones de que se pare y de que se ponga en marcha.

Explotarás de placer, incluso en circunstancias y ocasiones que nunca antes habrías imaginado. El morbo y erotismo que producirá en ambos este sensual juego, no podrá terminar más que en una apasionada e inolvidable noche de sexo ardiente, sensual y en ocasiones salvaje. Y todo gracias a este pequeño y discreto juguete.

Tómate tu tiempo para escoger el huevo vibrador apropiado para ti. Pero una vez que lo hagas, no dudes ni por un solo instante. Cada día que pases sin tener tu huevo vibrador es un día menos de placer, de sensualidad y del disfrute de un gran morbo con tu pareja.