Hinchables

Muñecas y muñecos hinchables para despedidas. Juguetes hinchables para fiestas y despedidas

Los muñecos hinchables han sido parte de la fantasía popular erótica por décadas. Desde que Benny Hill hablaba con su muñeca inflable y le dedicaba la atención y el sentimiento que una chica real merece, estos juguetes han formado parte de la imaginación y los juegos eróticos. Hoy en día disponemos de varios tipos de juguetes de esta modalidad, desde penes hasta muñecas y muñecos de tamaño real, para divertirse en pareja, solos o en grupos. Si lo que estás planeando es una Despedida de Solteros, no dejes de llevar estos juguetes despedida hinchables, ideales para esta ocasión, tanto para ellos como para ellas, quienes podrán disfrutarlos en tamaño real, con los cuales podrán jugar creando situaciones tanto en privado como en público, teniendo la posibilidad de fotografiarse con ellos y dejar para la posteridad un divertido y alocado recuerdo.

Mostrando 1 - 9 de 9 items
Mostrando 1 - 9 de 9 items

Para ellos tenemos las más sexys y divertidas chicas que todo lo dan sin pedir nada a cambio. Estas pasivas y complacientes féminas están al servicio de los caballeros más exigentes, dispuestas a cumplir hasta la última fantasía sin el más mínimo pudor.  Olvídate de los reclamos incesantes de una mujer y concéntrate en disfrutar del sexo full time que una muñeca inflable puede darte, sin contar, por supuesto, con sus formas curvilíneas que todo lo llenan y ¡en los lugares correctos!

Resultará muy divertido que uno de los juegos para despedida que utilicen sea llevar a una rubia escultural que muy complacida irá pasando de brazos en brazos a lo largo de la fiesta y que inevitablemente se convertirá en parte vital de la misma. ¿Había imaginado que por el mismo precio todos podían ceñir su perfecta cintura y hacer de las suyas a placer?

Para las chicas están los fornidos muñecos tamaño real con diferentes motivos; el chico que todo lo repara ha llegado para brindar una sólida compañía junto con su martillo, clavos... y taladro. En épocas en las que aún sigue el debate acerca de si el tamaño importa o no, este chico no dejará lugar a dudas de que el tamaño juega un rol fundamental. ¡Atrévete a probar las habilidades de este hombre tan bien dotado de las mejores herramientas que las damas saben muy bien cómo valorar.

Sin embargo, como todo en la vida, las cosas tienen que ganarse, de modo que lo que se puede hacer es organizar juegos en la despedida de solteros y que el premio sea un rato en privado, o un trío muy explícito, o unas fotos muy calientes con el hinchable.

Siguiendo las reglas de la sociedad, comencemos por ellas: las damas. Un juego muy divertido es organizar a las chicas en grupos y dale a cada uno de ellos papeles y retazos de tela con la consigna de “confeccionar” un vestido de novia. Para lograrla, usarán toda su creatividad y destreza, siendo el ganador el equipo que haya logrado confeccionar el mejor vestido y sus integrantes de harán acreedoras de tocar al muñeco... en sus parte íntimas.

El juego de las tarjetas consiste en completar con el complemento la tarjeta que se extrae. Por ejemplo: si la invitada saca la tarjeta con el nombre de un animal, en este caso “tigre”, la pareja es la “tigresa”, también se pueden mezclar nombre de personas famosas, un ejemplo sería Napoleón, para ser completado con Josefina. El equipo con más aciertos tiene derecho a sacarse fotos abrazando al hinchable, vistiendo pocas prendas.

El clásico juego de Verdad o Reto puede ser llevado de una forma más picante a una despedida de soltera. La consigna aquí es que la botella gire entre las participantes y las preguntas más subidas de tono vayan circulando; preguntas tales cómo ¿Cuál es la posición en la que mejor llegas al orgasmo? ¿Qué haces cuando llegas al clímax? ¿Qué haces para hacer gozar a tu hombre? ¿Te gusta el sexo anal? comenzarán a circular y si una participante se rehúsa a responder, se le puede asignar la prenda  de observar a quien le ha hecho la pregunta tener una sesión muy provocativa con el muñeco, mientras ella observa sin poder participar. Tal vez deba observar un trío con este fornido amigo y aprender mejor la lección.

Este es un juego sin prendas, sólo por el mero hecho de divertirse juntas. Consiste en vendarle los ojos y atarle las manos a la participante que vaya a intervenir, a la vez que colocarle el inflable en frente suyo bajo de consigna de besarlo en la boca. La diversión comienza cuando las demás invitadas observan los intentos de la participante por besar al muñeco en sus labios, mientras lo besan en las partes más inesperadas.

Los juegos son ilimitados y los premios más aún. A medida que la noche avanza y las participantes se van soltando, los premios se ponen cada vez más calientes, para beneficio de las invitadas, los cuales van desde actuar una posición del Kama Sutra con el hinchable... hasta lo que la imaginación se atreva a concebir.

Ha llegado el turno el turno de los caballeros y de las peripecias que deberán hacer para ganarse las bondades de la rubia despampanante. Comencemos por el juego denominado Se Casa el cual es un juego de mesa con un tablero y dados. Cada vez que un participante gane, se le va asignando un premio con la súper chica, los cuales irán quedando registrados en fotografías y en videos.

Otro juego para ellos es una piñata muy ardiente. Consiste en llenar la piñata con juguetes sexuales, por lo tanto, a medida que los participantes tomen los juguetes que puedan, irán pasando de a uno a ponerlos en práctica con la bella rubia. Las ideas más creativas pueden ganarse un trío en privado con ella.

Estas son sólo algunas ideas de todo lo que un pícaro muñeco hinchable puede lograr en las mentes más pervertidas de una salvaje noche de despedida de solteros. ¡Dale rienda suelta a tu morbosa imaginación de la mano de estos personajes que forman parte de la tradición sexual más divertida... y más fetichista!