Cuidado Del Cuerpo

Cuidado del Cuerpo, cremas reafirmantes de nalgas y senos

Si bien la imaginación juega un rol preponderante a la hora de anticipar un encuentro íntimo, el hecho es que tener sexo requiere necesariamente como instrumento tangible el cuerpo. Por lo tanto, será muy apreciado por nuestra pareja el hecho de que le demos a éste la atención y los cuidados que merece para aumentar las sensaciones a través de la estimulación de los sentidos. Tacto, vista, olfato y gusto serán obsequiados con una serie de alternativas para su total deleite. Afortunadamente, abundan las opciones para crear un caudal de aromas y texturas que se ven, se huelen y se sienten. Para empezar, hablemos de la loción corporal.

Toda mujer adora usar cremas para untar su cuerpo y emanar una exquisita fragancia todo el día mientras su piel se siente más suave. Ahora, ¿qué sucede si te contamos que una crema para el cuerpo tiene el efecto de no sólo suavizar tu piel sino de dejarla con la textura de la seda y, como si esto fuera poco, impregnarte de un aroma que es capaz de atraer al sexo opuesto a metros de distancia? ¿Te atreves?

por página
Mostrando 1 - 12 de 30 items
Mostrando 1 - 12 de 30 items

La propuesta de una locion corporal con fines eróticos, es la de hacer que te olvides de estar pendiente si gustarás o no, porque simplemente tu aroma será tan irresistible por el efecto de las feromonas que estos productos incluyen, que te convertirás en la reina del lugar al que vayas. Serás como la fruta prohibida que todos se afanarán por perseguir y conseguir, tenerte será el premio con el que todos fantaseen, así es que dale rienda suelta a tu imaginación porque no habrá fantasía que no logres realizar con la pareja que elijas. Ya sea que tengas una pareja estable o te gusten los encuentros casuales, cada situación será una avasallante y exuberante experiencia sensorial en la que el aire se impregnará de un aroma que hará volver loco de placer al elegido para compartir un encuentro de sexo salvaje que os deje a ambos exhaustos de placer y lujuria.

Te proponemos que te entregues a esas manos masculinas, grandes y firmes y que las sientas deslizarse por cada parte de tu cuerpo, mientras él disfruta de tu suavidad e increíble tersura que lo hará perder la cabeza, a la vez que el aroma que se desprende de tu cuerpo caliente y excitado que pide y da más a medida que el juego erótico comienza.

Deslizar estas lociones por tu cuerpo es una invitación al deseo y a una sensualidad tan desbordante como tú misma. ¡Déjate llevar!

Otro factor importante a la hora de cuidar nuestro cuerpo, de ser indulgentes con él por tanto placer que nos da, es la firmeza de ciertas partes del cuerpo que los hombres consideran especialmente sexys y atractivas. Es aquí que entra en escena el gel reafirmar nalgas. Este producto deja tus glúteos con una firmeza atractiva, tanto al tacto como a la vista. Verás cómo se elevan y te hacen ver como una diosa escultural, y no sólo te dan esa firmeza de forma natural, evitando complicadas y costosas cirugías, sino que penetran en tu piel aportándote una textura tan suave e irresistible que las manos de tu compañero no podrán despegarse de esta zona que tantas sensaciones genera para ambos integrantes de la pareja durante la relación sexual.

La parte de los glúteos y el final de la columna vertebral son zonas que cuentan con una importante cantidad de terminaciones nerviosas, por ello es que cuando a una mujer le acarician esa voluptuosa parte de tu cuerpo, las cosquillas eróticas y las sensaciones se disparan y tener un orgasmo se convierte en un viaje hacia inexploradas experiencias sensitivas de altísimo voltaje. En el caso del varón, nada resulta más placentero que asir bien fuerte a su chica de los glúteos mientras la penetra profundamente una y otra vez... Ponte a cabalgar sobre su potente masculinidad y ofrécele unos duros y levantados glúteos que harán que su virilidad de despliegue en su máxima expresión.

Por último, tenemos para sugerirte algo que te dejará literalmente con la boca abierta: el bálsamo labial. Este candente producto trasciende el cuidado corporal y se convierte en un juguete sexual, ya que otorga un tentador efecto calor que lo convierte en el complemento ideal de los divertidos juegos previos que aumentan el deseo, la libido y el morbo. ¡Anímate a untar tus juguetones labios para comenzar a explorar palmo a palmo el cuerpo de tu pareja con tu insaciable boca! Juega a succionar, morder, lamer... por todos los rincones mientras elevas la temperatura con tus labios candentes... y para coronar este despliegue de húmedos besos calientes, practícale el más increíble sexo oral de toda su vida y ayudándote de algún juguete consolador puede que hagáis más diversión.

Tratar el cuerpo con cremas productos eróticos no significa sólo cuidarse a una misma, sino también transmite el mensaje que estamos cuidando a nuestra pareja, ya que le brindamos la posibilidad de disfrutarnos de una forma distinta cada vez. Prestarle atención a cómo se siente, cómo huele y cómo se ve nuestra piel, es obsequiarle a nuestro compañero la posibilidad de disfrutarnos más y  más cada día y de que tenga la posibilidad de estar con alguien “distinto” todos los días.

Muchos son los juegos sexuales que pueden desencadenarse a partir del cuidado del cuerpo: puedes ser una carcelera despiadadamente candente y viciosa, que disfruta de besar a su prisionero esposado a la cama, impidiéndole así que la toque mientras ella se frota a placer sobre su miembro tan erecto como mendigante de una penetración que no llegará hasta que suplique desesperadamente.

También te puedes transformar en una inaccesible físico-culturista de glúteos imponentes que se deja acariciar sin que su libido parezca ser afectada a menos que su compañero pruebe nuevas técnicas para satisfacer a esa ocupada profesional.

El juego está planteado, sólo tienes que aceptarlo y seguir creando a partir de lo que surja con un cuerpo renovado cada día. Deja que tu imaginación vuele, que los roles aparezcan, se intercambien generando nuevas posturas, tiempos, ritmos, cadencias, temperaturas... todo... como sabes, en el sexo todo vale.