Curiosidades y beneficios de la masturbación femenina y masculina

Publicado el 28/10/2016

Basadas en diversos estudios e investigaciones, a continuación os detallamos algunas curiosidades sobre la masturbación, y las instancias de autosatisfacción tanto de hombres como mujeres.

Tod@s, en un momento u otro, necesitamos dedicar unos instantes en solitario a nuestro cuerpo para complacernos a nosotr@s mism@s, ya sea con la ayuda de las manos, vibradores u otros juguetes sexuales. O que nos masturbe durante un rato nuestra propia pareja.

Tocarse, acariciarse y sentirse es tan natural como tantas otras actividades cotidianas.

Variantes latinas del vocablo “masturbación”

El origen del término “masturbación” podría provenir de raíces latinas.

“Manus turba” significaría “excitar al pene”, en tanto “manus turbare” se puede traducir como “excitar con la mano” y “manus stuprare” sería, literal, “violar con la mano”.

La masturbación es practicada tanto por hombres como mujeres

Según datos estadísticos, un 95 % de los hombres ceden a la autosatisfacción, en tanto un 89 % de mujeres afirman también masturbarse. Entre ellos, una mitad dice hacerlo prácticamente todos los días.

El 53 % de las mujeres se masturban con un vibrador y un 17 % de hombres también opta por la utilización de masturbadores masculinos.

¿Se masturban más quienes tienen menos sexo?

Contrario a lo que puede llegarse a pensar, una de las mayores curiosidades en torno a la masturbación es que quienes más lo hacen, son aquellas personas que frecuentemente tienen relaciones sexuales. En comparación, se masturban más  que quienes llevan ya un tiempo sin mantener actos sexuales.

La explicación se relaciona con la testosterona, que en el caso de los hombres tiende a crecer durante el periodo de actividad sexual, provocando un mayor deseo.

Pocos minutos para obtener el clímax

Durante el momento de la autosatisfacción, el orgasmo tiende a alcanzarse en 5 minutos. No los 15, 20 o más que llegamos a tardar durante el acto sexual. Por ello algunas mujeres quizá prefieran los goces de la masturbación, o por lo menos masturbarse con mayor asiduidad antes que mantener relaciones sexuales. Incluso se dice que durante la masturbación, el orgasmo puede ser de mayor intensidad. ¿Será para tanto? Quizás sí.

La masturbación y sus beneficios

Los placeres de la masturbación producen beneficios a nivel de nuestro organismo, pudiendo prevenir incluso enfermedades. Después de la liberación de hormonas, mejoran los estados de ánimo y la sensación de relajación corporal, reforzando el sistema inmunológico y sus mecanismos de defensa.

La autosatisfacción, a su vez, colabora en la prevención y cierto control de muchas disfunciones sexuales. En el caso de las mujeres, ayudar a evitar infecciones del tracto urinario, o reducir los dolores del período menstrual.

En hombres la masturbación puede ayudar a prevenir la disfunción eréctil e incluso el cáncer de próstata. Los riesgos de tumores prostáticos se reducen en hombres de 20 a 50 años, si mantienen una frecuencia de masturbación de cinco veces por semana.

Espermatozoides y fertilidad.

Al masturbarse, los hombres mejoran la calidad y movimiento de los espermatozoides. De hecho, si el hombre provoca eyaculaciones con más frecuencia, puede favorecer sus condiciones de fertilidad, según una investigación publicada en la revista Fertility and Sterility.

En definitiva, no existen razones para dejar imponer los pudores y prejuicios de la mente, privándonos de masturbarnos cuando nos plazca. O mejor dicho, hay suficientes motivos para que sigamos dando rienda suelta a los maravillosos momentos de autosatisfacción.

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario