Consejos para brindarles a ellas un placentero sexo oral

Publicado el 26/10/2016

Sólo unas pocas sugerencias para dar el máximo placer durante la práctica del sexo oral a ellas. Además de consejos prácticos, algunas prácticas complementarias, orientadas a brindar una perfecta estimulación de la vagina.

En ocasiones, es suficiente ser un poco cuidadoso. Está bien que cada uno luzca su look como le plazca, pero las barbas, por más que estén de moda y sean un real atractivo masculino, a la hora del sexo oral pueden llegar incluso a molestar.

No todas las mujeres tienen el mismo grado de sensibilidad en sus genitales. A algunas no les resulta nada placentero el áspero y continuo roce de los pelos de la barba en la vagina e incluso puede irritarles. Por ello, para estos casos lo mejor es no dejar en contacto con la vagina más que la lengua. Con ella, se pueden hacer movimientos más que excitantes para conceder a las mujeres todas las excitaciones e intensidades del sexo oral.

Hemos de tener en cuenta que muchas mujeres tienen mayores posibilidades de llegar al orgasmo a través del sexo oral, y disfrutarlo más incluso que durante las relaciones sexuales. Dedicar nuestro tiempo, esmero y paciencia en caricias y masajes orales ayudará a que accedan con suma complacencia al momento culmine del placer.

Si bien el interior y otras áreas de la vagina se disfrutan gratamente durante la práctica del sexo oral,  lo mejor es concentrar el centro de atención en la zona del clítoris, punto erógeno femenino por excelencia que debemos lamer y chupar suavemente, para luego aplicar movimientos de lengua más rápidos. Pero sin aplicar demasiada presión para evitar incomodidades. Con delicadeza, regalando movimientos lentos y rápidos, alternando los ritmos.

También se aconseja realizar movimientos circulares con la lengua, humedeciendo con nuestra lengua este botón mágico femenino, y hacer bastante hincapié con la lengua en la parte posterior del mismo. Y mientras tanto, acariciar e introducir suavemente uno o dos dedos en el interior de la vagina, especialmente el índice y corazón, moviéndolos como si estuviéramos emulando el gesto de “ven para aquí”.

Es posible, además, añadir afrodisíacos o estimulantes disponibles en cualquiera de los sex shops, algunos de ellos destinados específicamente a potenciar la estimulación durante la práctica del sexo oral.  Un ejemplo puede ser el jugar con los vibradores en forma de lengua, juguete sexual que permite mayores e intensas sensaciones.

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario