Sexo anal, precauciones y consejos previos para un mejor disfrute

Publicado el 09/10/2016

Si se hace con especial cuidado, el sexo anal puede ser una experiencia sexual tan placentera al igual que otras, o aún más. Prestando atención a una serie de detalles o mínimas sugerencias, podemos hacer que el sexo anal sea una práctica de indescriptibles goces, sin molestias ni dolores.

Tal como otras prácticas sexuales, el sexo anal exige de esmero y cuidado. E incluso se requiere de paciencia, una actitud que siempre viene bien para los momentos de mayor intimidad y compenetración entre parejas.

Antes de entregarse al sexo anal, resulta clave la comunicación. Es necesario hablarlo con nuestra pareja, o con la persona con quien deseemos experimentarlo, sin vergüenzas ni prejuicios, tal como si estuviésemos hablando de cualquier otra cosa.

Con absoluta naturalidad, conversar en la intimidad acerca de las preferencias y límites de los placeres sexuales, una vez nos dispongamos a dar rienda suelta al placer. Preguntar a tu pareja si realmente quiere, qué expectativas tiene o cómo le gustaría proceder.

Después de mantener esta comunicación previa, es conveniente tomar algunas precauciones orientadas a impedir que el sexo anal sea molesto o doloroso, así como también para evitar posibles infecciones de transmisión sexual. En primer lugar, utilizar mucho lubricante para así aflojar el área anal, y siempre hacerlo con preservativo.

La serenidad, paciencia y relajación son fundamentales. En caso contrario, los nervios y tensiones pueden ocasionar que la penetración sea dolorosa o demasiado incómoda. Recordemos siempre que el ano no es tan elástico como la vagina u otras zonas erógenas.

Es recomendable comenzar despacito y de modo pausado. Para que el sexo anal sea una grata experiencia de placer, se sugiere avanzar de manera progresiva, insertando primero un dedo lo suficientemente untado en lubricante, e incluso protegido con un guante de látex.

En muchas ocasiones, también es conveniente la previa utilización de diferentes plugs anales, siempre muy lubricados. de esta forma y poco a poco el ano va abriendo y en el momento de la penetración con el pene, no cuesta tanto.

Para gozar y disfrutar del sexo anal, siempre será mejor hacerlo poco a poco y sin ningún tipo de apuro. La fuerza dejémosla para el gimnasio, en esta práctica no tiene nada que hacer, tampoco hagamos movimientos bruscos.

La clave, a la hora de practicar sexo anal, es relajar la zona lo máximo posible, para así evitar dolores en el momento de la penetración. Si somos demasiado violentos o repentinos en nuestros movimientos, no sólo provocaremos dolor en la persona penetrada, sino también en quien penetra.

Asimismo, también es recomendable estimular pacientemente las diversas zonas más erógenas del cuerpo humano, para así preparar el clima de placer adecuado e ir elevando los grados de excitación sexual y el deseo de la penetración.

Jamás olvides usar suficiente lubricante y protegerte con preservativo antes de introducir el pene en el ano. En un principio, lo ideal es ingresar el glande con muchísima suavidad, para que el cuerpo penetrado se habitúe a esta nueva e intensa sensación. Continúa empujando, pero siempre muy poco a poco, y de forma suavemente progresiva.  

Ten en cuenta que si todo salió bien y al final la persona penetrada logra alcanzar el orgasmo, los músculos del ano tienden a tensarse. Por ello, mucho cuidado también en el momento de la extracción del pene, el juguete sexual o el dedo utilizado. La extracción de cualquier objeto o miembro, es un momento de placer, por lo que ha de hacerse con mucha suavidad, para que se pueda gozar del momento.

Demás está decirlo, pero debes tener perfectamente claro que si uno de los dos expresa molestias, incomodidades o dolores, detente, puesto que el sexo anal, tal como otras tantas prácticas sexuales, se disfruta en conjunto, siendo esencial no sólo el muto consentimiento, sino también el respeto en todo momento.

El placer, si no es mutuo y compartido, no es tal placer.

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario