Curiosidades históricas en torno a la mítica posición del 69

Publicado el 26/09/2016

Acto sexual recíproco por antonomasia y emblemático número erótico, el 69 ha sido practicado por nuestros padres, abuelos y otros antepasados. Obviamente no se trata de ninguna novedad. Conozcamos algo más sobre su historia ¿A dónde debemos remontarnos?

En los tiempos removedores de fines de los años 60, el término (y metáfora perfectamente gráfica) 69 fue acuñado en Francia, dentro del contexto de la revolución sexual iniciada en los años 60, adoptando este número por todos, y hoy es popular y conocido en todas las partes  del mundo.

El coloquial 69 consiste en una postura sexual en la que dos personas entrelazan sus cuerpos de manera tal, que ambos pueden practicar el sexo oral al mismo tiempo. Se trata de un acto en donde los dos dan y reciben placer al mismo tiempo, siendo en ese sentido una postura que representa igualdad. Una instancia de goces tanto para el hombre como para la mujer, sin distinciones.

Como tal, la expresión surge en Francia cuando se desata la revolución sexual y la liberación de la mujer. Hacia fines de esa década, el término se popularizó gracias al dúo de artistas Serge Gainsbourg y Jane Birkin, quienes a viva voz cantaban: “69, año erótico” así, la expresión se popularizó en muy diversos países y regiones

Más Países donde se practica el 69

Del otro lado del mundo, pueden encontrarse en el templo Laksmana de Khajuraho de la India (Siglo X a.C.) una serie de fogosas esculturas que datan de hace más de 2.000 años y donde se hace referencia a esta ya emblemática posición sexual. Se llamaba entonces “kalila” o postura del cuervo, quizá en alusión al hábito de estas aves de entrelazar sus cabezas. 

También en la India, en Bundi, hay una ilustración del siglo XVIII donde una pareja real realiza el 69.

Por otra parte, otros señalan las similitudes entre el 69 y el símbolo taoísta del ying y el yang. Para los monjes tántricos la sexualidad y el camino religioso taoísta van de la  mano, considerando al 69 como una práctica capaz de nivelar la energía entre el cuerpo y la mente.

Y concretamente hacia mediados del siglo XIX, surgen las primeras teorías sobre la igualdad de género y se encuentran, a su vez, antiguos testimonios sobre el ejercicio de esta famosa posición sexual.  

Una litografía de 1848 creada por el francés Achille Jacques-Jean-Marie Devéria muestra a los protagonistas de “Gamiani: dos noches de quimera” de Alfred de Musset, enredados en pleno 69, aunque en ese entonces la posición no tenía aún su popular nombre.

Incluso aparece el 69 en un relieve de bronce de 1880 procedente de Alemania, pero entre dos chicas. Asimismo, puede verse la postura en un dibujo de 1869 del francés Gustav Doré. Y en una mansión persa del siglo XIX se observa una detallada representación en tapiz, donde dos amantes lamen con pasión sus partes íntimas.

En la actualidad a nadie sorprende ni escandaliza la práctica de esta posición sexual, más bien todas las parejas la disfrutan con toda normalidad y complacencia por ambas partes.

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario