Misterios que probablemente ignorabas acerca de la vagina

Publicado el 16/09/2016

Por defecto, son muchos los hombres que creen saber casi todo acerca del sexo y las mujeres. Pero, ¿a que no sabían, por ejemplo, que los orgasmos pueden ser eficaces remedios contra la migraña? En rigor, los hombres deberían admitir que desconocen, en realidad, muchos de los secretos que residen en el cuerpo de las mujeres, sobre todo uno principal: cómo su propia anatomía tiene un rol tan esencial en las relaciones sexuales.

Remedio contra la migraña

Igual o incluso mejor que los analgésicos medicinales, los efectos de un orgasmo pueden ser removedores. Si bien el dolor de cabeza suele invocarse como una habitual excusa, sepan que tener sexo, brindar placeres y llegar al orgasmo, tienen la grata capacidad de quitarnos la migraña.

Quizá sea mejor cambiar la evasiva, porque un estudio publicado en la revista Headache demuestra que en un 50 % de mujeres, practicar sexo logró aliviar los dolores de cabeza. Realizada a 83 mujeres con migraña crónica, la mitad de ellas experimentó una considerable mejora en sus síntomas al mantener relaciones sexuales.

Autolimpieza natural

Seguramente, tampoco sabías que los genitales femeninos pueden higienizarse a sí mismos. Si bien limpiarse y ducharse es tan recomendable como necesario, la zona íntima de las mujeres cuenta con su propio sistema natural de limpieza, capaz de eliminar bacterias y hacer innecesario el uso de desodorantes, sprays, perfumes u otros productos químicos. Alcanza con lavarse todos los días con agua y suaves jabones.

Puntos y letras

Suele hablarse del punto G y sus vibrantes sensaciones, pero también podríamos referirnos con igual énfasis a otras zonas erógenas, entre ellas el punto A, situado en la misma dirección que aquel otro reconocido punto, aunque aún más profundo, próximo al cuello uterino.

El punto A puede estimularse igualmente que el punto G, para ello lo mejor es que ella esté boca abajo y él detrás, o bien ella sentada en un extremo de la cama, mientras él se encuentra delante y arrodillado. Descúbranlo…

La acción de comidas en olores y sabores vaginales

Comer piñas o frutas muy dulces produce un mejor aroma vaginal, siendo una fabulosa opción antes del sexo oral. Los alimentos que consume una mujer inciden, en parte, en el sabor y olor de sus genitales.

Es cierto que las vaginas saludables tienden a tener un aroma leve, mientras que la presencia de ciertas bacterias e infecciones pueden ocasionar feos o fuertes olores. Si el órgano femenino desprende un mal olor, no quiere decir que la mujer esté enferma, ni mucho menos.

Desprendimiento de vagina

Si los ovarios, el útero o las trompas de Falopio se mueven de lugar, es posible que la vagina se “salga de su lugar”.  Estas variaciones en el cuerpo de la mujer, pueden ser debidas a múltiples causas tales como envejecimiento, menopausia, sobrepeso, embarazos reiterados y complejos, determinadas operaciones u otros distintos factores. También se les denomina “prolapso” de vagina y útero, un desprendimiento comúnmente provocado por el daño en fibras y músculos de la zona pélvica. 

Los músculos de la vagina

Mantener relaciones sexuales conserva la vagina en condiciones jóvenes y sanas. Al igual que otros músculos, la vagina requiere de uso y ejercitación. De hecho, al llegar a la edad de la menopausia y durante largos lapsos de abstinencia sexual, el tejido de la vagina tiende a debilitarse o incluso deteriorarse.

Tener sexo con frecuencia permite poner en forma a los genitales. Mediante la práctica de los ejercicios de Kegel y con bolas chinas, es posible trabajar sus músculos. El sexo femenino tiene la capacidad de contraer los músculos de la vagina durante el acto sexual. ¿Y a qué no sabían de la fuerza del órgano femenino, ni que sus músculos pueden sostener hasta 10 kilos?

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario