¿Masturbadores o muñecas hinchables?

Publicado el 15/09/2016

Vibradores, masturbadores o muñecas hinchables, ¿qué elegir? Todo depende de nuestros deseos, preferencias y hábitos. Para algunos, la mejor opción será un masturbador de bolsillo, mientras que otros encontrarán en una muñeca sexual la alternativa más acorde para sus momentos de auto estimulación e intimidad.

Las muñecas hinchables son juguetes sexuales que emulan el aspecto y tamaño del cuerpo humano. Existen muñecas sexuales de variados tamaños, con orificios que simulan la boca, ano o vagina, así como también aperturas que vibran o se mueven.

Con ellas, es posible vivir experiencias de estimulación mucho más placenteras que la cotidiana masturbación. Además de conceder intensos placeres, las muñecas sexuales dan la posibilidad de ejercitar diversas prácticas y actividades sexuales.

Preguntas frecuentes sobre masturbadores

Pero entre tantas líneas y renovados modelos de productos sexuales, antes de decidir qué adquirir, puede resultar conveniente responder a algunas de estas preguntas:

¿Vas a estar de viaje por negocios? ¿Quieres algún juguete para utilizar en la privacidad del hogar? ¿Tienes espacio suficiente como para guardarlo? ¿Puedes dedicar un tiempo a cuidarlos e incluso limpiarlos? ¿Qué clase de estimulación buscas: en la boca, ano, vagina, o una mezcla de todas?

En caso de viajar por negocios y no tener un lugar espacioso o fijo para guardar tus pertenencias, antes que escoger por una muñeca sexual, quizá sea preferible la vagina Extreme Toyz Masturbador, implemento simple de empacar, usar y conservar, u otra línea de masturbadores a medida.

Aunque si dispones de espacio en tu casa y buscas experimentar un placer más real, considera una muñeca hinchable para vivir experiencias de gran excitación. Muchas de ellas se encuentran en distintos colores de piel, con la apariencia de estrellas del porno mundial, o de artistas como Beyonce.

Brindan sensaciones muy reales de boca, vagina o ano, regalando experiencias de verdadero placer e incluso vibrantes estimulaciones. Algunas cuentan con un vibrador incorporado, que añade inmensas proporciones de puro éxtasis. Estos juguetes llevan la autosatisfacción a otro plano, mediante una instancia sexual realística que va más allá de la masturbación.

Además de producir placeres reales, las muñecas hinchables permiten entrenar y perfeccionar nuestras técnicas, deseos y fantasías sexuales. Con la práctica es posible mejorar nuestro rendimiento, así como practicar todo aquello que más nos gusta.

A través de una muñeca sexual, podemos hacer los movimientos que haríamos con nuestra pareja, en formas y despliegues imposibles de hacer al masturbarnos con la mano, ni mediante juguetes o masturbadores de cualquier clase.

Gracias a su realístico aspecto, podrás descubrir los mejores modos y posiciones para estimular el clítoris, o cómo realizar penetraciones profundas. Son gratas entrenadoras, que colaboran a prolongar el acto sexual y el momento de la máxima explosión, o ayudarte si experimentas problemas de eyaculación precoz.

Si eliges probar con una muñeca sexual, recuerda usar siempre bastantes dosis de lubricante (nunca de silicona) y limpiarlo adecuadamente cada vez, tanto antes como después de utilizarlo.

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario