La importancia que tienen los sentidos de nuestro cuerpo para elevar el placer

Publicado el 11/09/2016

Las sensaciones son experimentadas gracias nuestros sentidos. Por ello, la vista, el olfato o la voz son igual de esenciales durante las instancias de placer. A través de ellos, podemos mejorar el rendimiento y el grado de estimulación. Es sólo cuestión de potenciarlos al máximo a la hora de liberar las pasiones…

El tacto

Acariciar, tocar, palpar, estrujar un poco o incluso apretar. Los masajes de todo tipo son ideales para preparar el clima y encender la excitación en los momentos previos al sexo. Además de los genitales y las zonas erógenas más conocidas, también es posible masajear y estimular muchas otras partes que no suelen ser debidamente atendidas.

¿Sabías que pueden obtenerse orgasmos mediante la estimulación de los pezones? ¿O que dar masajes circulares en las axilas puede llevarlos a ellos a la erección y a ellas al clímax…?

El Olfato

Mediante el uso de cremas, lubricantes, lociones y aceites, podemos volver aún más estimulantes las sesiones de masajes eróticos. Son muchas las esencias dulces, de canela o vainilla, que ayudan a crear el ambiente idóneo para los instantes de intimidad y fogosidad.

La Vista

Privarnos de un sentido puede potenciar los otros y volverlos aún más sensibles. Si dejamos de usar la vista, te centrarás en aquello que hueles, escuchas o sientes. Prueba a tapar tus ojos con una venda o pañuelo y entrégate a una oscuridad llena de placeres…

El Gusto

Además de degustar los sabores del cuerpo, es posible experimentar el uso de condones con sabores frutales, dulces y otros más insólitos. Pueden ser una buena opción si a tu pareja no le gusta tanto practicar sexo oral, dando un toque de gusto a la felación.

La Voz

En vez de quedarnos en absoluto silencio durante el acto sexual, prueba a manifestar a viva voz cómo estás disfrutando. Decir lo que quieras, qué es lo que te gusta o quieres hacer, o transmitiendo cuánto te enloquece eso que están haciendo. Susurrar, hablar o gritar permiten incrementar el placer.

Tanto a hombres como mujeres, les encanta escuchar los gemidos de su pareja. Es un indicador infalible de cuánto está gozando cada uno. Pierde la vergüenza y gime cuanto quieras, sin importar el volumen o la intensidad.

Incluso grita, cuando llegues al orgasmo pero también durante la previa y el acto sexual. También puedes pronunciar malas palabras o subidas de tono. Un poco de lenguaje obsceno es más que bienvenido.

Factor temperatura

Por último, la temperatura es importante, siendo un factor que también incide en la estimulación y sensaciones de placer. Experimenta con un trozo de hielo, mastícalo en la boca y luego introduce el pene de tu pareja. La sensación fría en su pene erecto y caliente, intensificará su excitación…

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario