Manías en la cama

Publicado el 26/12/2016

Todos tenemos manías conscientes o inconscientes como levantarnos por el mismo lado de la cama y que en algunos casos se pueden catalogar como supersticiones si creemos que pueden alterar nuestro destino o la suerte, como que si rompes un espejo tendrás 7 años de mala suerte, si te cortas las uñas en los días que tienen “erre” te saldrán padrastros, etc.

En lo concerniente a la menstruación existen muchas que no tienen ninguna base científica y que convendría desterrar porque están relacionadas con la creencia injusta de que la mujer es impura cuando menstrua, como por ejemplo que no puede hacer mayonesa porque se cortaría, regar plantas porque se secarían, tocar las crías de animales porque morirían, etc.

En el cortejo y matrimonio existen algunas muy conocidas como que si sigues a una mariquita te llevará hasta tu hombre o mujer ideal, si recibes el ramo de la novia serás la próxima en casarse, si a una persona soltera le barren los pies no se casará o no le querrá la suegra, etc. Ya en la cama podemos encontrar “manías” más o menos justificadas relacionadas con un sentido u otro como por ejemplo:

Con la vista

Se puede quedar alguna prenda puesta menos los calcetines (y si son negros, aún con mayor motivo), que la pareja te vea alguna parte de tu cuerpo cuando te acaricia o penetra como la cara, los senos, las nalgas, la espalda, etc. Las relacionadas con el fetichismo como unos zapatos de tacón de aguja que no se quitarán ni durante la penetración, así como determinada ropa interior y más si es de un color, como por ejemplo un liguero negro, etc.

Con el olfato

Como que la habitación o nuestra piel deben oler a pétalos, madera, incienso, etc.

Con el gusto

Usar sólo miel, yogur, helado de un determinado sabor, etc. en nuestros juegos sexuales.

Con el oído

Como que grite nuestro nombre o el suyo cuando nos penetra o tiene un orgasmo o viceversa.

Con el sentido del tacto

Como que la estancia o nuestras manos deben encontrarse a una determinada temperatura, ya sea cálida o fría, en contraste o no con nuestro entorno, hasta el punto que si no se consigue seremos incapaces de desinhibirnos, sólo acariciar si la piel está embadurnada con un determinado aceite. Podemos encontrar otras relacionadas con la secuencia como seguir siempre un orden concreto: que primero sea masturbada ella y luego él o al contrario, empezar siempre con una postura, el mismo escenario como la cama, sitios “peligrosos” como un probador, etc.

Pero, ¿son realmente manías o sólo la preparación de un escenario, preámbulos, etc.? Lo único es que debemos procurar que no se vuelvan una obsesión porque si sólo podemos excitarnos con una prenda, un aroma, una postura, etc. estaremos limitando nuestra sexualidad. Recordad: en la variedad está el gusto.

¿Tienes alguna costumbre o “manía” en la cama? ¿Hay algo como una prenda, una actitud, etc. que “te corte el rollo” en los momentos más íntimos? ¿Conoces más supersticiones relacionadas con la menstruación, el cortejo, boda?.

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario