Los puntos sensibles de tu pareja

Publicado el 24/12/2016

La separación de una pareja es el punto culminante de una relación negativa y desastrosa, en este punto hay pequeñas discusiones por las razones que se llegan a este término. Una de ellas es por la falta de compresión, la otra por no conocerse que no es lo mismo.

Tu puedes conocer a tu pareja y conocerla muy bien pero eso no quiere decir que la entiendas y comprendas, de la misma manera puedes comprender a alguien así no la conozcas. Aparte de estas dos razones queda la intimidad que en muchos casos, es la parte más delicada.

Muchas parejas pueden pelear todo el día pero llega un momento en que todo queda en calma, ese es el momento en que los enemigos se juntan y todo cambia, ¿Qué ha pasado? En cambio hay parejas que en la intimidad no son la pareja ideal, pero se comprenden.

Esta comprensión hace que lleguen a pensar que se aman aunque no sean compatible en la cama, pero pienso que es una forma de saber llevarse bien en una relación. Las relaciones íntimas juegan un papel muy importante en el caso de aquellas personas que disfrutan de ese detalle.

En lo personal pienso que la pareja debe prepararse más para la comprensión y el buen vivir, para estar activos en las relaciones íntimas, pero si este no el caso, que pienso que es la gran mayoría entonces se debe tocar el punto más importante de las parejas.

Esto quiere decir conocerse físicamente que en este caso es los puntos sensibles de tu pareja, tomen en cuenta que no especifico género porque al fin y al cabo, sienten las mismas sensaciones con la única diferencia, que en el hombre por su anatomía, difiere un poco.

El cuerpo completo de la pareja puede producir sensaciones placenteras, que al explorar se van a dar cuenta que no todos tienen en el mismo lugar. Algunas mujeres se excitan con la mirada otras en cambio deben tocarle los pies, es decir que se puede dar cuenta solo en el momento en que explore, toque, roce y ajuste.

Ahora es de todos sabido que las terminaciones nerviosas son un punto clave, pero para muchas parejas es mejor cuando se descubren otros puntos. Lo clásico es en toda la región de los genitales en la pareja, lóbulos de la oreja, en las muñecas, parte interna de los brazos incluso en las axilas.

También, en el interior de los muslos, parte posterior de la rodilla, tobillos, dedos del píe en especial si es del lado más sensitivo, espalda, nuca, cintura, ombligo, labios, las palmas de las manos incluso las puntas de los dedos, caderas y de vez en cuando agarrarla del pelo como yegua.

Esto depende mucho del cariño porque una sesión de placer a lo brutal se olvida con facilidad, en el momento en que alguien entra con amor, con suavidad y paciencia pensando que el tiempo se ha detenido y que el mundo exterior no existe, solo están los dos y nadie más.

Para esto no se necesita ser especialista para darse cuenta que es muy importante el toque mágico, porque solo así se queda grabado en la mente de su pareja. Las parejas con ese tipo de comprensión como personas y amantes duran mucho tiempo, ya que al pasar los años perdura aunque lo íntimo no.

Los puntos sensibles de tú pareja deben ser tu especialidad y más que todo porque la llegas a conocer, comprender y de esta forma la llegas amar para toda la vida. Son pocas las relaciones que duran así incluso conocí una pareja que a la edad de 90 años todavía hacían de las suyas juntos.

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario