El morbo en la sociedad actual

Publicado el 17/12/2016

Nuestro origen a la vida se da cuando el espermatozoide fecunda al óvulo, a través de una relación sexual; esto es un hecho tan sofisticado y maravilloso, que no comprendo porque este hecho, los seres humanos lo vemos, lo sentimos, lo percibimos y lo concebimos de manera limitada y todavía de manera morbosa. Nuestra sociedad es morbosa porque niega la naturaleza y delicia de nuestra sexualidad.

El morbo es una respuesta psicológica frente a lo oculto y se origina cuando no existe suficiente información acerca de nuestro cuerpo y nuestra sexualidad. El morbo existe en otros ámbitos pero esta sección es de sexualidad, por eso me referiré a este aspecto. Nuestra sociedad mal educa, ignora la sexualidad sana denigrándola a través de la pornografía, desde la primaria o secundaria cuando los niños y jóvenes creen insultar y ofender al compañero relacionando a algún familiar con un acto sexual verbal, ahí comienza la distorsión y en el hogar los padres rara vez o nunca tocan este tema con sus hijos por pena, ignorancia y falta de tiempo.

Consecuencias de esta distorsión

La ignorancia sexual lleva a cometer  violaciones,  a prostituirse y a todo ese ambiente que se puede generar en el tráfico del sexo en condiciones ambientales, emocionales y psicológicas denigrantes, todo bajo un desorden emocional y sin pudor. El morbo refleja insatisfacción sexual porque las personas buscan con ansiedad el placer que no pueden obtener, porque no saben cómo se logra una sexualidad erótica fascinante y deslumbrante.

Una de las funciones de la sexualidad, aparte de la procreación es el placer que nos genera y por consiguiente nos reporta salud. Reflexiona cómo es tu vida sexual: satisfactoria o rutinaria, te deja lleno de energía o te da sueño después de un orgasmo que apenas medio erizó tu cuerpo. El morbo es la obsesión por alguna parte de cuerpo desnudo, es la obsesión con los genitales en el ámbito más bajo de la sexualidad. La persona morbosa no tiene idea del erotismo implicado en la sexualidad. La parte más baja de la sexualidad, deambula por la culpa, los miedos, la frustración y el morbo y surge cuando no se da correcta información acerca de lo que sexualmente somos, ¿existirá el morbo en sociedades donde el cuerpo está expuesto con naturalidad?, ¿Existirá la obsesión sexual?.

Obsesiones sexuales

Los obsesos sexuales poseen un ámbito cultural reducido, pobretón, sin creatividad en sus emociones, porque no existen en ellos emociones consientes, sólo reaccionan como un tigre, una jirafa o un mono. Una persona con sentido común, con apertura, pregunta e investiga. Desde la infancia, el sistema Montessori induce a la investigación, si no saben algo, lo investigan, pero nuestro sistema educativo, no educa para ser curiosos y creativos, da información pero no educa a través de personas que trasmitan conocimiento, comprensión y sabiduría, vaya a saber la mentalidad de un profesor sin vocación.

La información sexual transmitida  a través de internet, tv, o revistas es muy superficial y  con cierta dosis de comercialización del sexo. La  distorsión es lo que reciben nuestros niños, adolescentes y así dizque maduran y se convierten en adultos. El morboso con una broma de índole sexual se lastima, se ofende o los sexuales frustrados tienen aquel camino llamado puritanismo: negar toda manifestación sexual que no han podido manejar y asimilar, así su comportamiento indica una venganza social al rechazar lo natural. El antídoto al morbo es la apertura al conocimiento e información limpia, sana, fresca y verídica.

Si no te informas o le explicas la sexualidad con naturalidad a tus hijos (si los tienes) alguien más les va a mal  informar y  tal vez de manera distorsionada., acerca de un tema tan delicado y maravilloso como  el mundo sexual humano, impregnado de erotismo, placer y entrega que es lo que le da a nuestra vida el toque, el brillo, la luz que tanto le hace falta a nuestro mundo emocional. Reconcíliate con tu cuerpo, con tu capacidad de dar y de amar, aprendiendo y reaprendiendo, siempre reaprendiendo, transformándote, para ser una persona con sabiduría, no como los del montón que siguen lo impuesto y además equivocado. Una sexualidad sana, rodeada de higiene, conocimiento  y conciencia es lo que impregna a una persona de carisma y alegría por vivir a cada instante.

 

COMENTARIOS

No hay comentarios de clientes por ahora.

Añadir un comentario